El Solárium utilizado de forma adecuada, es bueno para la salud.

Cuando el clima no nos acompaña, es una alternativa para el bronceado.

Además la exposición al sol posee una acción terapéutica en diversas enfermedades. Es un buen ayudante para la formación de la vitamina D, mejora el estado de animo, ayuda a fortalecer huesos y músculos, mejora el reuma, la artritis y la psoriasis.

El bronceado UVA siempre que se tome en un centro que cumpla con la normativa vigente del bronceado, ofrece múltiples ventajas respecto al sol natural.

El tiempo de exposición esta rigurosamente controlado, no se necesitan cremas solares y existe un mínimo riesgo de quemaduras por que la sesión se ajusta a cada tipo de piel.

Para gozar de los beneficios del Solarium hay que tomar unas precauciones:

  • utilizar gafas protectoras aptas para cabinas del bronceado
  • en las primeras sesiones dejar pasar un mínimo de 48 horas
  • no hacer una sesión de Solárium con maquillajes, perfumes, cremas y con heridas abiertas
  • no exponerse al Solárium con pendientes, cadenas, piercing y demás metales (al calentarse el metal puede dejar marcas en la piel y provocar quemaduras)
  • hidratar la piel después de la exposición
  • no ducharse, ni bañarse en las dos horas siguientes a la exposición del solárium
  • no exponerse al sol natural después de una sesión de Solárium
Teresa Ferrero estilistas